Me van a tener que disculpar

Porque este pensamiento lógico y analítico que requieren las tecnologías, a veces nos hace creer que podemos dividir al mundo en true y false, a veces hay “trulses” en el medio. Y lo que es peor, a veces no se trata de pensar, a veces se trata de aceptar que la vida no son 0 y 1, y que no podemos ponerle estructuras y bucles de control, en la vida los if, else, for, switch, etc, no existen.

Y me van a tener que disculpar, porque hoy no es momento de escribir sobre compras de Google, cambios de algoritmo, o nuevas aplicaciones. Hoy solo quiero contarles que me enamoré como no pensé que podía hacerlo. Hoy este artículo sé que va a ser leído por ella, y también por alguno de los tantos lectores que continúan siguiendo el sitio fielmente a lo largo de tantos años, por eso, hay dos mensajes que quiero dejar, uno para ella, y uno para ustedes en agradecimiento por estar acá, leyendo estas líneas.

A esa persona que amo, deseo agradecerle por tantos años de amor, cariño y alegrías que compartimos. Por haber estado en los momentos buenos y malos, amar a alguien no es algo fácil. Hay cosas en la vida que no se elijen, como la familia, y hasta hace poco yo también creía que uno puede elegir con quien desea formar su familia, pero eso tampoco es tan así. Sí, te elegí a vos para formar mi familia, pero tampoco siento que sea solo una elección, sino que nuestras almas siempre estuvieron conectadas, por eso no sé si te elegí, o si la vida me llevó al lugar donde debía estar.

Me encantaría tener más años juntos, compartir más risas y alegrías, más viajes, más locuras, me encantaría que nuestra vida siga siendo una aventura con finales inciertos, pero siempre juntos. En esta pequeña “ventana” al mundo que tengo, prometo amarte por el resto de los días de esta vida monita mía, y de las que vienen, y de las que le sigan, y de las siguientes también y de todas las que puedan venir, y estoy seguro que en todas las que hubo antes también lo hice.

Me arrepiento de muchas cosas, de no haberte conocido antes, de haber esperado tanto tiempo para reconocer y expresar lo que siento, pero no me arrepiento de sentirte como te siento hoy, tarde o no, te siento el amor de mi vida, y tener ese sentimiento no es algo de lo que uno pueda arrepentirse.

Cuando me conociste me había vuelto una piedra, pero todos estos años me inundaste con tu amor y tu cariño, y hoy todo esto no hizo más que terminar de romper ese caparazón, hoy te siento parte de mi, hoy siento, y no me arrepiento de sentir, hoy siento, y siento que lo mejor está por venir, me tuviste a tu lado estos años siendo una roca inerte, y hoy que salí de eso, ¿te gustaría conocer al chico que estaba dentro?

A mis pequeños lectores, invitarlos a expresar lo que sientan por sus personas queridas, madres, padres, hijos, hermanos, parejas. La vida es una sola y a veces puede ser tarde para expresar lo que sienten, no dejen que eso les pase, además, ¿a quién no le gusta un abrazo? No dejemos que este mundo nos haga ermitaños gruñones y aburridos, salgan afuera y jueguen con sus perros, corran con sus hijos, abracen a sus abuelos, cenen con sus padres, y sobre todo, amen a sus parejas que serán sus compañera/os hasta el fin de sus días. Nunca dejen de sentir ni decir lo que sienten. Aprecio mucho que me lean día a día y si llegaron hasta acá, un gracias eterno!

Nunca dejen de hacer, nunca dejen de vivir, procrastinar con el trabajo no es dramático, procrastinar con su vida, con sus sueños, con sus sentimientos, es algo que no pueden permitirse. Recuerden al niño que fueron y pregúntense si estaría orgulloso de quienes son hoy en día. Y si la respuesta es “no”, no esperen y muévanse.

Sean felices, hagan todo por serlo.

¡SÉ UNUSUARIO!

Suscribete gratis a UnUsuario.com para recibir todas nuestras actualizaciones, noticias, guías, recursos y mucho más en tu casilla de correo electrónico.

Gracias por suscribirte! :).

Oops, ha ocurrido un error, inténtalo nuevamente.