Bizum y el futuro del envío de dinero a través del móvil

Las aplicaciones móviles han convertido a la telefonía en una herramienta útil, llena de ventajas y con un gran futuro. Ahí están las app que ofrecen información sobre el clima local, sobre el estado de las carreteras, las que aportan facilidades para la venta online o las que nos descubren el nivel de consumo de calorías, día a día. Lo mejor está aún por llegar aunque el presente está lleno de sorpresas.

Una de esas agradables sorpresas es la aplicación móvil Bizum que está especializada en servicios móviles de banca. En pocas palabras, los usuarios de las entidades bancarias pueden utilizar su terminal móvil para operar con sus cuentas bancarias directamente con el teléfono. Se trata de gestiones que ofrecen la misma seguridad que cualquier entidad financiera física. Literalmente es como tener nuestro banco en la mano.

En la actualidad, la aplicación está disponible para más de treinta bancos españoles, entre ellos, el Banco Santander, lo que representa más del 90% del mercado financiero del país. El objetivo es alcanzar los 1.000 millones de operaciones en España en los próximos cinco años, unos 30.000 millones de euros, o lo que es lo mismo, casi el 10% de los movimientos de la banca electrónica española. Unos 10 millones de personas, pertenecientes a los bancos españoles más importantes, están en condiciones de disfrutar de este servicio único ahora mismo.

Bizum

Sencillez

Sólo hay que tener una cuenta bancaria en España, tener un número y un terminal de teléfono móvil. La plataforma es compatible con los sistemas operativos más comunes, Android e iOS.

La plataforma permite realizar pagos desde el móvil, en tiempo real, aporta opciones para realizar transferencias entre particulares, pagos a tiendas y compras online en la Red. Lo mejor, sin duda, es que los usuarios de este servicio pueden unificar sus pagos compatibilizándolos entre distintas entidades financieras.

Los pagos van y se reciben entre cuentas de manera automática, instantáneamente. Ni siquiera es necesario saber el número de cuenta del destinatario, sólo tenerlo y seleccionarlo de la agenda particular. De manera independiente y al margen de la entidad a la que pertenezca cada usuario.

Un modelo de gestión financiera con un brillante futuro por delante.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*